miércoles, 25 de septiembre de 2019


CONDICIONES METEOROLÓGICAS INICIALES 16 AL 20 DE SEPTIEMBRE DEL 2019


Llegamos a la mitad de septiembre con lluvias dispersas y ambiente templado a caluroso, típico de la temporada. Una zona de perturbación que evoluciono a ciclón tropical en el transcurso de la semana con movimiento paralelo muy cerca a costas del país, favoreciendo un incremento de precipitaciones en estados del sureste, centro, sur y occidente de México resultando en precipitaciones muy benéfica, aunque efectos negativos se podrían generar.
Los estados que presentaron mayor potencial de lluvias de fuertes a muy fuertes fueron Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche y Quintana Roo así como sierras de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Veracruz y Puebla que registraron acumulados cada 24 horas de 10-25 mm y puntuales de 50-70 mm con granizadas y viento arrachado, primordialmente en sectores de montaña sin descartar mayores entre martes a viernes sobre Gro, Oax, Chis, Mich, Col y Jal, cercanos a costa por la perturbación tropical. Además, se presentaron la presencia de nevadas en las cimas del Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Pico de Orizaba y Nevado de Toluca desde cotas cercanas a 4000 msnm.

Sobre las demás regiones noreste, sur, centro, oriente y sureste las precipitaciones fueron de  5-15 mm y puntuales de 30-50 mm de corta duración. Los valores de temperatura oscilaron alrededor del orden de 20-27°C en promedio sobre estados del interior (Altiplano desde Zacatecas hasta el Valle de México, CDMX, rondando los 30-37°C en sectores de costa-llanura con sensaciones de calor de hasta 40°C (bochorno), mientras que algunas porciones de Baja California, Sonora, Campeche, Yucatán y Quintana Roo aún alcanzaron temperaturas máximas superiores a 40°C debido a largos periodos de sol que se presentaron.


Ciclones tropicales
Por la tarde-noche, una extensa zona inestable al sur de costas del Pacífico se presento incrementando el flujo de humedad hacia dicha región, con fuertes tormentas desde Chiapas hasta Guerrero, mientras una perturbación tropical con potencial ciclónico se organizo. El martes las lluvias se mantuvieron en los estados mencionados, intensificándose y logrando alcanzar otras zonas del oriente, centro y occidente del país, como el sur de Jalisco y Colima, siendo el miércoles posiblemente el día que la perturbación se acerco a las costas de Guerrero y Jalisco con lluvias localmente muy fuertes a torrenciales, rachas de viento, oleaje elevado y posibles trombas marinas (tornados en el mar), que se mantuvieron hasta el viernes.
Justo a finales de semana el sistema evoluciono a ciclón tropical, manteniendo su movimiento paralelo a costas y la fase convectiva de Madden-Julian fue la responsable.
La Oscilación Madden-Julian es una de las grandes rockstars del mundo de la meteorología. Fue descubierta en los años 70 en una pequeña isla en medio del Océano Pacífico y hoy sabemos que abarca muchísimo más: todo el área tropical del planeta y las tormentas eléctricas asociadas dan la vuelta al mundo en aproximadamente 50 días. En esta publicación, ahondaremos en más detalles en cómo se descubrió, cómo funciona y cómo podemos monitorearla.

En la meteorología y las ciencias atmósfericas, hablamos muchas veces de Oscilaciones. Es un concepto que si bien puede sonar complejo, es más fácil de comprender si nos imaginamos una especie de “montaña rusa”, un sube y baja. 
Las oscilaciones son, además, la forma en que nuestra atmósfera se comporta. Una de las más conocidas es el El Niño, que en realidad es parte de un fenómeno conocido como ENOS -El Niño/Oscilación del Sur-, en donde el Océano Pacífico Central se calienta y se enfría en periodos de 2 o más años de manera cíclica, convirtiéndola en una oscilación altamente conocida y muy importante para el clima del planeta.
Si bien El Niño es una oscilación de la escala de los años, existe otra oscilación que se presenta en las regiones tropicales y que actúa en la escala de las semanas, dándole la vuelta al planeta en mucho menos tiempo que el caso del ENOS.
Descubrimiento: Oscilación Intraestacional
Hay un antes y un después en la historia de la ciencias de la Tierra: el año internacional de geofísica 1957/1958. Es uno de esos grandes hitos de las Naciones Unidas. La ONU tomó en consideración lo que los científicos del océano, la tierra y la atmósfera clamaban por años: la ausencia de datos y mediciones hacía imposible el desarrollo y entendimiento del mundo en que vivimos. Por lo tanto, se desplegaron un sin número de boyas, radiosondas, expediciones en barcos de mediciones y estaciones meteorológicas, especialmente a lo largo del Pacífico, con el objetivo de empezar a medir y recolectar datos. Las mediciones continuaron en las décadas siguientes y el resultado fue un montón de información que ahora había que descifrar. Aquí entran en escena dos científicos de renombre: Roland Madden y  Julian Adem Chain.
A principios de los 70’s, los investigadores descubrieron que en el sector Occidental del Pacífico se producían cambios notorios en la presión superficial, en los vientos y en las tormentas, que parecían tener un patrón reconocible como una oscilación. En la figura de abajo, se aprecia el “sube y baja” de la presión en superficie de una isla en particular conocida como Isla Canton, ubicada prácticamente en el medio del Pacífico. 





Lo interesante es que estos cambios en la presión se producían en un periodo que iba entre los 40 y 50 días. Es decir, el mínimo o máximo de presión se volvía a repetir con un periodo de 40 a 50 días después, parte de lo que conocemos como escala intraestacional (es decir, menor a 3 meses y mayor a una semana).
Esta gran oscilación fue inicialmente conocida como Oscilación de 40-50 días, un nombre bastante poco glamoroso, pero que con los años tomó el nombre de sus descubridores: La Oscilación Madden-Julian (OMJ, para abreviar). 
Pero hay más: no sólo era la presión la que tenía un ciclo reconocible en la escala de los 40 a 50 días, también el tiempo tormentoso se hacía mucho más intenso y notorio en un ciclo igualmente reconocible. Cuando se produce un mínimo en la presión, las tormentas se vuelven más activas y al contrario, pasado unas semanas, cuando el máximo de presión era registrado, el tiempo despejado y seco se hacía presente en la usualmente lluviosa región tropical.
VIGILANCIA: incremento en la actividad tropical entre el 17-21 de septiembre al sur y occidente de México con probables ciclones tropicales cuyo movimiento sería paralelo y cercano a costas de Guerrero-Jalisco.

Esto ocasionaría condiciones muy lluviosas conforme los sistemas se vayan desplazando:

 Martes-Chis, > Oax y Gro.
Miercoles y Jueves-Gro,Mich, Col y Estados del centro
Viernes-Gro,Mich, Col y Jal. Oleaje elevado, inundaciones y posibles trombas marinas.

MARTES 17 DE SEPTIEMBRE
ADVERTENCIA: dos ciclones se han formado en el Pacífico. La depresión tropical Catorce-E, y podría ser tormenta Mario alejándose.
Tormenta Lorena se mueve al noroeste aproximándose a costas de Col-Jal a finales de la semana con lluvias muy fuertes y efectos negativos.




MIERCOLES 18 DE SEPTIEMBRE


Tormenta Lorena se ubicaba a 160 km al sur-sureste de

 #Manzanillo incrementando vientos a 110 km/h y aproximándose a costas de Mich, Col y Jal, convirtiéndose en huracán esta tarde.


️Lluvias (indirectas) en Qro, Hgo, EdoMex, CDMX, Mor, Pue, Gro y Oax.







Fuerte lluvia con granizo comenzó a presentarse al oriente y norte de CDMX además de ráfagas de viento de hasta 50 km/h (imágen de webcams de México







Jueves 19 de Septiembre 2019

En las últimas 12 horas, Lorena  afecto Colima y Michoacán con lluvias torrenciales y ráfagas de viento.

Actualmente se ha debilitado a tormenta tropical a 25 km al oeste-noroeste de Cabo Corrientes, manteniendo lluvias al occidente del país


Lorena pudo cambiar su trayectoria ligeramente al oeste-noroeste; mantendrá lluvias fuertes a torrenciales próx 12-24 horas en Jalisco con acumulados superiores a 400 mm y menores en Nay-Col. Posibles:
Inundaciones
Corrientes de agua
Desborde de ríos
Deslizamientos




Posible Efecto Fujiwhara se dio entre las tormentas Lorena y Mario.
Sakuhei Fujiwhara, climatologo japonés hizo de su apellido un homónimo para el efecto Fujiwhara. Este científico investigó y estudió entre 1921/1923, a los vórtices ciclónicos que se originan en el océano, realizó numerosos experimentos y observaciones descubriendo que bajo ciertas circunstancias y si están muy cerca, dos ciclones pueden orbitar entre sí y eventualmente converger en el centro de su rotación.
Durante la estancia en Noruega del Dr. Shukhei F., al lado de su mentor, el fundador de la meteorología moderna Vilhelm Bjerknes; construyó una piscina con turbinas en el fondo, con la intención de replicar la rotación de los ciclones; el experimento consistía en lo siguiente, al apagar las turbinas se formaban vórtices, estos orbitaban alrededor de un punto central que se formaba entre ellos o giraban libremente, y en algunos casos al variar su velocidad se acercaban entre sí logrando fusionarse.
Unas de las conclusiones son, si uno de los ciclones tiende a ser más fuerte entonces tendrá efecto dominante sobre el más débil y por otra parte, el efecto también puede desviar el camino original de uno o ambos huracanes. Conforme al análisis de varios casos, se establecieron criterios específicos dependiendo la ubicación, la cercanía y localización de los vórtices.
En cuanto a los ciclones extratropicales, o los ciclones de latitud media, cuando están aproximadamente a 2000 km (1200 millas) de distancia el uno del otro, entonces participaran en una interacción con efecto Fujiwhara. En el caso de los ciclones tropicales, o huracanes, el Dr. Fujiwhara estableció que generalmente solo se necesitan unos 1400 km (870 millas) para tener una influencia mutua.



PRONOSTICO
LUNES 23 DE SEPTIEMBRE
Tras la disipación de Lorena, aún se esperan lluvias en el noroeste del país, mientras que en estados del norte, occidente, sur, sureste y oriente se pueden presentar tormentas esta tarde-noche.
En próximos días se esperan un gradualmente incremento de lluvia.



PRONOSTICO 23 AL 27 DE SEPTIEMBRE DEL 2019
VIGILANCIA: comienza a formarse una zona de inestabilidad al sur de México con potencial ciclónico.
Por ahora no se puede saber su intensidad y trayectoria pero, su extensión sería muy amplia con lluvias a finales de semana desde Jalisco a Chiapas y en estados del centro.






Inicia el otoño en México y los pronósticos señalan que esta semana será muy lluviosa, particularmente en estados del sur del país por diversos factores meteorológicos. De igual manera, es probable la llegada del primer frente frío de la temporada en el noroeste.
Las predicciones meteorológicas están planteando que en el transcurso de esta semana, la vaguada monzónica sobre Centroamérica se moverá al norte, alcanzando el sur de del territorio nacional, condición que en combinación con el paso de la onda tropical no.41, favorecerá mucha inestabilidad y lluvias importantes. Así mismo, una vaguada inducida se moverá desde el Caribe hasta el sureste y península de Yucatán, lo cual también traerá inestabilidad en esa zona.
Por otra parte, es probable que un frente frío llegue al noroeste de la República Mexicana, y aunque será de corta duración, podría provocar lluvias. De igual forma, se establecerá fuerte convergencia de humedad desde los océanos hacia el interior del país, y llegará un vórtice en niveles superiores sobre el noreste, ambos agregando energía térmica y dinámica para la formación de tormentas.
Las lluvias vendrán acompañadas de actividad eléctrica, así como vientos fuertes y posible caída de granizo en algunas regiones, por lo que es importante tomar precauciones. En el sur del país, son probables encharcamientos significativos o incluso inundaciones.

Pronostico para A02012 Dra. Anayatzin S. Mendoza 

Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario