viernes, 30 de noviembre de 2018





Cuando un gran terremoto azota alguna parte del planeta, solemos comprobar sorprendidos cómo el temblor llega a sentirse en zonas alejadas de su epicentro, normalmente dentro del mismo país o incluso alcanzando alguna nación cercana. Pocos van más allá de eso. Sin embargo, lo que ocurrió el pasado 11 de noviembre fue algo totalmente inusual, que ha dejado boquiabiertos a sismólogos de todo el mundo.
Ocurrió aproximadamente a las 9:30, cuando unas ondas sísmicas de baja frecuencia comenzaron a temblar bajo la superficie de un punto situado a 24 kilómetros de la costa de Mayotte, una isla francesa situada entre África y Madagascar. Pronto la perturbación se detectó en sismógrafos ubicados en Zambia, Kenia y Etiopía, pero también llegó mucho más allá, alcanzando puntos de Chile, Nueva Zelanda, Hawái y Canadá. Tanto a este, como a oeste. El punto más lejano en el que se detectó se encontraba a 18.000 kilómetros de distancia y el fenómeno tuvo veinte minutos de duración. Todo esto lleva a suponer que los servicios de emergencias de todo el mundo ardieron bajo las llamadas de ciudadanos asustados. Sin embargo, nadie lo notó. De hecho, solo lo hizo un usuario de Twitter aficionado a los terremotos, quien compartió en la red social una imagen de las ondas generadas en el sismógrafo.

Las extrañas ondas sismicas se remontan a un origen de aproximadamente 15 millas (24 kilómetros) de la isla francesa, Mayotte



Las dos grandes peculiaridades del fenómeno acaecido el día 11 son la baja frecuencia de las ondas y su amplitud global. ¿Pero qué quiere decir esto?

Las ondas de baja frecuencia se suelen generar después de un terremoto, pero no se registró ninguno antes de que empezaran
Durante un terremoto normal, cuando las tensiones de la corteza terrestre se liberan bruscamente, se generan las ondas conocidas como P, o primarias, y S, o secundarias. Las primarias son las primeras en ser registradas por los sismógrafos, ya que son las que viajan más rápido. Un poco después, comienzan a detectarse las secundarias. Ambas se diferencian principalmente en su dirección, ya que las P son de tipo longitudinal (como una hilera de bloques que chocan entre sí), mientras que las S se mueven transversalmente, generando un movimiento más sinuoso. Además, estas últimas tienen una mayor amplitud, por lo que suelen ser las que generan mayores daños durante el temblor. Ambas tienen una frecuencia elevada; pero, finalmente, tras ellas se genera un nuevo tipo de ondas, con una frecuencia mucho más baja. Esto podría explicar el fenómeno de principios de mes, si no fuera porque no se detectó ningún terremoto previo a su propagación.
La estación sísmica BRB más cercana y fácilmente disponible es GE SBV en el norte de Madagascar

Descartado esto, los científicos proponen otras dos posibles razones. Por un lado, se sabe que desde el mes de mayo un enjambre sísmico ha estado afectando a la región de Mayotte, por lo que este suceso podría estar relacionado. Este fenómeno se da cuando tiene lugar un conjunto de eventos sísmicos en un área concreta, durante un periodo de tiempo que puede ir desde días hasta meses, como en este caso. Por otro lado, la Oficina de Investigaciones Geológicas francesa ha anunciado que podría estar generándose en esta región un nuevo centro de actividad volcánica. De hecho, ambos sucesos podrían estar relacionados, ya que los enjambres sísmicos suelen suceder antes de la erupción de un volcán. 
Los expertos detectaron extrañas lecturas similares a un terremoto en estaciones de sismología de todo el mundo. En la foto se muestran las lecturas de los sismógrafos producidos por tres detectores en la estación de sismología FOMA en Madagascar. Las extrañas ondas sísmicas fueron recogidas alrededor de las 9:30 am GMT (4:30 am ET). Las líneas negras gruesas muestran un ruido de fondo normal que podría ser causado por cualquier cosa, desde olas que golpean una playa hasta un viento fuerte. Las líneas posteriores más delgadas y delgadas muestran algo más significativo, y normalmente indican que se ha producido un terremoto

Durante un terremoto típico, la acumulación de tensión se libera en un instante de meros segundos, liberando un poderoso 'ping' de presión.
Las señales que viajan más rápido, conocidas como ondas primarias o P, alcanzan primero los sismógrafos y producen una lectura agrupada de temblores repetidos.

Les siguen las ondas S o secundarias, que se registran como movimientos más largos de lado a lado.
Finalmente, las "ondas lentas" llegan a los sismógrafos, que son prolongados rumores, como las olas que se activaron en Mayotte.

Estas señales parecían propagarse sin un terremoto desencadenante, y eso no fue todo lo que aumentó el interés de los científicos.

Las ondas eran monocromáticas, lo que significa que no enviaban un paquete de frecuencias, como la mayoría de los terremotos.

Ondas Monocromáticas Evento 11 de Noviembre del 2018

En cambio, el patrón de zigzag que produjo estaba compuesto principalmente por un tipo de onda, que tardó 17 segundos en repetirse.

Ondas en ZigZag Evento 11 de Noviembre del 2018


El graduado de Geología de la Universidad de Plymouth y fundador de UK Earthquake Bulletin Jamie Gurney dijo que "no tenía idea de si alguna vez se había observado una señal global similar de esta naturaleza".

Investigadores y entusiastas de los terremotos que detectaron las señales han reducido el origen a una región cerca de la costa de la isla Mayotte (imagen), en el Océano Índico.


Hasta ahora, muchos sospechan que están relacionados con un enjambre sísmico en curso en la región que comenzó en mayo pasado.

Cientos de pequeños terremotos han golpeado la región durante ese tiempo, con la mayor magnitud alcanzando 5.8 el 15 de mayo.

Pero incluso entonces, no hubo un terremoto correspondiente el 11 de noviembre.

¿CÓMO SE MIDEN LOS TERREMOTOS?
Los terremotos se detectan rastreando el tamaño o la magnitud y la intensidad de las ondas de choque que producen, conocidas como ondas sísmicas.

La magnitud de un terremoto difiere de su intensidad.

La magnitud de un terremoto se refiere a la medición de la energía liberada donde se originó el terremoto.

La magnitud se calcula en base a las mediciones en sismógrafos.

La intensidad de un terremoto se refiere a qué tan fuerte es el temblor producido por la sensación.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, "la intensidad se determina a partir de los efectos sobre las personas, las estructuras humanas y el medio ambiente natural".

Los terremotos se originan debajo de la superficie de la tierra en una región llamada hipocentro.

Durante un terremoto, una parte de un sismógrafo permanece estacionaria y una parte se mueve con la superficie de la tierra.

El terremoto se mide entonces por la diferencia en las posiciones de las partes estáticas y móviles del sismógrafo.




Investigadores del French Geological Survey (BRGM) dicen que podría ser una señal de que el magma que se encuentra debajo de la isla volcánica se está desplazando hacia la costa 

Se detectaron señales sísmicas que se originaron en la costa de la pequeña isla francesa de Mayott en una estación de sismología que se extiende desde Chile hasta Nueva Zelanda.











Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario