lunes, 12 de diciembre de 2016



Que no te engañen, no podremos comunicarnos con los extraterrestres

Total, para lo que hay que decir...

Con la película que se ha estrenado recientemente sobre la llegada de los extraterrestres a la Tierra se ha abierto un debate científico. Y es que, si no has visto la película, La Llegada trata un tema que seguro que a todos se nos ha ocurrido: cuando vengan los extraterrestres, si vienen, ¿cómo vamos a comunicarnos con ellos? Pues en esta película parece que la comunicación entre ambas especies podría ser posible e, incluso, eficaz. Pero, ¿qué opina la ciencia sobre todo esto?

Como la diversidad y la incomprensión entre lenguas humanas está muy presente, hace mucho tiempo que los ingenieros e investigadores se dieron cuenta de que, al contrario de lo que dice el dicho popular, 'hablando no se entiende la gente' del espacio sideral. Básicamente, tenemos tantas lenguas diferentes en este planeta que no podemos pretender comunicarnos eficazmente como especie con los extraterrestres.

En la mayoría de las películas se asume que la comunicación podría ser a través de imágenes y representaciones, pero, como explica Don Hoffman, profesor de Ciencia Cognitiva en Irvine, sería extremadamente raro que los alienígenas vieran las cosas de la misma forma que nosotros. 

Por eso, esperar que, de entre todos los sistemas posibles, los extraterrestres hayan desarrollado unos sistemas visuales parecidos a los nuestros es algo bastante ingenuo. Pero es que, "aunque posean ojos al estilo humano, ellos no tendrían por qué interpretar las imágenes de la misma forma que lo hacemos nosotros", concluye Hoffman.


Desde entonces, Hoffman ha dedicado mucho tiempo y recursos a explicar que "incluso las imágenes más simples serán malinterpretadas" en un hipotético encuentro interestelar. Es difícil replicarle porque, al fin y al cabo, tras décadas de esfuerzos no somos capaces de entender ni el 'lenguaje' de los delfines (o de cualquier otro ser vivo).

Lenguajes que, por otro lado, deben ser mucho más simples que el de cualquier civilización espacial. Esto, para Hoffman, nos da una idea muy clara de las posibilidades que tendríamos de comunicarnos con los extraterrestres: "alrededor de ninguna". Algo que, en fin, no deja de ser inquietante. La 'ciencia ficción dura' de base lingüística se nos va a hacer aburridísima a partir de ahora.




0 comentarios:

Publicar un comentario