miércoles, 23 de diciembre de 2015

Uno de los fenómenos más conocidos que no encuentran explicación lógica son los recurrentes círculos en campos de cultivo. De repente, de la noche a la mañana, aparecen dibujos geométricos sumamente complejos para los que ningún investigador ha encontrado respuesta. Los informes sobre estos misteriosos círculos en campos de cultivo se remontan ya a varios siglos atrás. Unos científicos creen que se trata de campos energéticos muy potentes, otros piensan que sus artífices son los ovnis y los extraterrestres.
LA ESTACIÓN DE LOS CÍRCULOS EN CAMPOS DE CULTIVO: DE PRIMAVERA A VERANO
Ya en 1880 la famosa revista científica Nature informaba sobre círculos que habían aparecido en campos de trigo en el condado de Surrey, Reino Unido. Luego, a partir de 1978, empezaron a surgir otros, primero en Inglaterra y después por todas partes, y se convirtieron en objeto de investigación en todo el mundo. Al parecer, Inglaterra sigue siendo tino de los lugares predilectos para estos círculos, ya que en 1991 se documentaron un total de 300. En todo el mundo han aparecido unos miles, que se van complicando en su estructura y disposición.
Los círculos no surgen durante todo el año, sino de primavera a verano, lo que resulta del todo lógico porque sólo en esa época hay trigo en los campos. Digno de mención es el hecho de que las espigas ni se rompen ni se doblan, sino que se tumban a unos centímetros del suelo, de manera que siguen creciendo horizontalmente. No hay huellas que lleven hasta los dibujos, y tampoco hay rastros que partan de ms mismos, y la tierra de debajo queda intacta.
IMITADORES DE CÍRCULOS EN CAMPOS DE CUTIVO
La aparición de los dibujos parece ir acompañada de los más misteriosos fenómenos: pájaros que cambian su rumbo de vuelo, cámaras que dejan de funcionar, luces intermitentes… hasta descargas de baterías. Investigadores de las más diversas disciplinas científicas se han ocupado de este fenómeno y han dado su opinión sobre su origen.
Las tesis apuntan desde a la invasión de insectos hasta emplazamientos para el apareamiento de ciervos o pequeños tornados repentinos. En los últimos años se han dado casos de imitaciones de círculos en campos de trigo, es decir, de gente que de noche se desplaza a los campos para falsificar círculos. Pero los especialistas desenmascaran el fraude muy rápidamente porque no es fácil imitar la precisión y complejidad estructural que los caracteriza.
CÍRCULOS A ESCALA MUSICAL
El biofísico americano William C. Levengood estudia los círculos desde hace años y ha demostrado que la naturaleza del trigo y el reparto de fluidos en las plantas son de tales características que sólo puede tratarse de un impulso calórico semejante al de un microondas. Según Levengood el calentamiento debe de producirse en un tiempo inferior a 30 segundos. En ciertas áreas del suelo y en algunas espigas se encontró una capa de ácido de hierro que tenía aspecto de esmalte, fenómeno que sólo se da a temperaturas de más de 500 ºC. Además, en los círculos se encontraron campos energéticos que tienen los efectos anteriormente mencionados.
El matemático Gerald Hawkins descubrió que las dimensiones de muchos círculos eran proporcionales a los intervalos de una escala musical. Ambos científicos rechazan la posibilidad de intervención del ser humano.
HABITANTES DE OTROS PLANETAS
Los círculos en campos de trigo se relacionan cada vez más con los ovnis. Varios testigos creen haber visto objetos voladores o luces allí donde después se han encontrado círculos. Muchos de ellos han documentado esos fenómenos con cámaras.
El autor Benjamin Crome dice que, exceptuando las falsificaciones que han hecho algunas personas, los responsables de estos círculos son habitantes de otros planetas. De manera muy concreta, dice: «Los ocupantes de los ovnis visualizan la forma que quieten conseguir. Mediante concentración de la mente, disponen cada una de las formaciones, que en ocasiones completan con algún tipo de añadido. Luego haceís describirr sus vehículos hasta acercarse a la superficie del campo.»
Este circulo fue descubierto y fotografiado en 2000, en Inglaterra. Con el paso de los años, los círculos presentan unos dibujos cada vez mas complejos.
Las espigas que dibujan los círculos no se rompen, sino que simplemente estas dobladas a ras de suelo y después vuelven a levantarse, sin que la cosecha se resienta.
Dra. Ana Mendoza







0 comentarios:

Publicar un comentario